viernes, 12 de febrero de 2010

MARADONA Y EL 102


Diego Maradona se sintió siempre a sus anchas en el juego de las especulaciones, imaginando probabilidades y porcentajes en la conformación de las listas de convocados. De hecho, ya esbozaba equipos de fantasía -y los hacía públicos- cuando el director técnico del seleccionado todavía era Alfio Basile. Y antes también, por cierto.
Una vez metido en su papel de entrenador de la Argentina, las frases-emblema del DT, sus jingles , fueron modificándose conforme a sus arrebatos de entusiasmo. Pasó de "Mascherano y diez más" a "Mascherano, Messi y nueve más", para luego virar hacia "Mascherano, Messi, Jonás y ocho más".
A justo cuatro meses del debut de la Argentina con Nigeria en el Mundial de Sudáfrica, en Johannesburgo, a Maradona se le acortan los plazos para seguir subido a este alocado carrusel de nombres. Lo que se intenta es bucear por la mente de un hombre imprevisible; interpretar su lógica para la conformación de la lista definitiva de 23 para el Mundial.
En este desglose, puede inferirse que ya hay 15 apellidos confirmados, según se detalla en la infografía. Dentro de ese rubro figuran los indiscutibles, con una plaza segura desde hace tiempo, como Romero, Mascherano, Tevez, Messi, Verón y Demichelis. Pero también están los que se ganaron un lugar recientemente: Palermo -más consolidado aún tras el gol a Jamaica- y Samuel, de sólido presente en el Inter de José Mourinho.
En este contexto, quedarían ocho lugares disponibles, que se repartirían entre el tercer arquero, tres defensores, otros tres volantes y un delantero.
La lucha por el último lugar en la valla quedaría circunscripto a Pozo (Colón) y Campestrini (Arsenal). Después de la muy floja respuesta en Mar del Plata, Ibáñez (Godoy Cruz) habría perdido su chance, y bastante antes había quedado en el camino Carrizo, víctima de las discontinuidades en Lazio y Zaragoza y uno de los que fue borrado tras el desastre de La Paz, con la goleada por 6-1 de Bolivia.
Entre los defensores, Maradona tiene cubiertos los puestos de zaguero, pero aún padece por los laterales. No por falta de opciones, sino porque ninguno logró afianzarse sobre las bandas. Hoy, luchan en ese sector Angeleri -termina de restablecerse de una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda-, Clemente Rodríguez, que avanzó varios casilleros en la consideración de Maradona, y Monzón, largamente elogiado por el entrenador por su actuación ante los jamaiquinos, en Mar del Plata.
El gran misterio gira alrededor de Zanetti, que había cautivado a Diego por su predisposición en el primer tramo del ciclo, pero que de buenas a primeras quedó fuera de circulación. Si el jugador con más presencias en el seleccionado no es citado en el próximo amistoso (el 3 de marzo, ante Alemania, en Munich), entonces su suerte estaría echada. El interrogante se develará el próximo martes, cuando Maradona entregue la lista de jugadores del exterior para ese partido.
Habría que subdividir la compulsa entre los volantes. Para la recuperación, la mirada está puesta en Bolatti, que con su gol dio la clasificación para el Mundial, en Montevideo, y en Banega, que resurgió de las cenizas y exhibe un buen nivel en Valencia. Y como ejes creativas se anotan Aimar y José Sosa, mientras que para ir por afuera surgen Maxi Rodríguez, que dio el salto de Atlético de Madrid a Liverpool en pos de una mayor continuidad, y Dátolo, un poco alejado del candelero, en Olimpiacos, de Grecia.
La línea ofensiva está prácticamente ensamblada. Sólo falta un nombre y todo indica que el gran candidato es Lavezzi, de tumultuoso presente en Napoli, pero siempre en la consideración de Maradona por su irreverencia y guapeza en la cancha. La de Milito sería la ausencia más injusta, a juzgar por sus decisivos aportes para Inter, el campeón y actual puntero de la Liga italiana.
En esta carrera hacia la máxima cita también hay grandes perdedores. Gago, que era uno de los preferidos de Maradona cuando éste sólo era plateísta en la Bombonera, quedó en la banquina por su poco protagonismo en Real Madrid. El ex Boca, aparte, ya venía siendo señalado por el DT por su supuesta falta de entrega.
Y Cambiasso, que apenas participó en la derrota por 2-1 ante España, en Madrid, no calificó para el puesto, según el criterio de Maradona. El Cuchu fue convocado en su momento por sus antecedentes, pero en verdad nunca sedujo al entrenador.
La FIFA estipuló que el 15 de mayo concluyan todas las ligas del mundo. Por fin, después de tantos volantazos, Maradona dispondrá de sus hombres definitivos el 24 de ese mes, en el amistoso del Bicentenario ante Canadá, en el Monumental.
Valdano evitó la polémica y Blatter se llamó a silencio
Jorge Valdano, director general de Real Madrid, eludió la polémica que instaló Maradona, quien lo acusó de desechar a los jugadores nacionales del club español, "No tengo nada que decir sobre el tema", esquivó. También fue cauto Joseph Blatter, presidente de la FIFA, respecto de los 102 convocados por Maradona. "No quiero hacer comentarios sobre la organización del equipo técnico argentino", señaló.
Los que peinamos canas y nacimos allende el rio, recordamos con particular simpatía y hasta con admiración al famoso y mítico 102 coloniense de la década del 50. Un penquero cuasi imbatible en el Real de San Carlos y gran parte de las sendas e hipódromos del interior del país. No tenía papeles y figuraba como mestizo, cosa esta que lo excluía de las actuaciones en el Hipódromo de Maroñas. Lo cuidaba el Toto" Ochandorena y lo corría nada más y nada menos que "El Vasco" Larrechea, en ese momento un jockazo en el Real. Más el mejor de ese medio, luego de la partida hacia Maroñas de Oscar Domínguez, allá "El Rana", acá "El Semilla".
El tal 102 era considerado como un verdadero pingo y así lo era. Tanto se acomodaba en la corta, que era su especialidad, como en la intermedia. Recuerdo que en el Real le corrió nada menos que a Matador, unos de los primeros hijos de The Rabbi, nacidos en el país. Un pingo de El Ranchero que cuidaba Alberto Milia y ese día lo corrió Manuel De Santis. Tiempo récord para el visitante que tuvo el honor de ser unos de los pocos que le bajó el "copete" al famoso 102, ante una verdadera multitud, que colmó el Real de San Carlos y jugó rondas extras de remate, con un beeting récord para el momento. Entre esa multitud por cierto me encontraba y no cumpliendo funciones específicas, sino como verdadero turfman que no podía perderse una carrera de esa magnitud. Tambíén, aunque eran "caros", tuve la satisfacción que experimenta el jugador, de sacar varios de los mismos. El resultado no lo voy a decir, por razones obvias de ética.
Anteriormente de ello, en la famosa pista cuadrera de Minas, le había ganado al tordillo Gerifalte, del Stud El Ring propiedad de Plinio Oribe, que entrenaba Germán Motolla. El tordillo en ese momento era el mejor ligero de Maroñas, ganador de infinidad de carreras, muchas de ellas de corte clásico. Hasta se pensó, en su momento hacer una intentona por Palermo, que luego no se llegó a concretar. En síntesis la fama del 102 y sus condiciones eran lógicas y bien ganadas. Que era argentino pasado por Salto a nado. Que Don Juan Forteza, el famoso "Tenderito", había hecho el traslado pero que no tuvo intenciones en quedarse, porque en ese entonces había "pasado" a un pingo que por estos pagos se llamaba Mozo Guapo, que hizo destrozos por Las Piedras al cuidado de Omar Alfredo Morales. Si mal no recuerdo, todavía es poseedor del récord de los 1300 metros en el circo canario.
Las mismas dudas, el mismo misterio que rondó siempre alrededor del 102, hoy se hacen presentes en esta lista que debe presentar Maradona para ir al Mundial. Ojalá las despejé con acierto. Es el mejor deseo de quien escribe. Por él, por el pueblo argentino, por nosotros los futboleros y por el prestigio de una selección nacional que lo necesita. Sus tabuladas como técnico no le son muy favorables. Mandiyú, Racing y este paso por la Selección Nacional, poco hablan en su favor. Pero es Maradona, es el Diego, el el mito viviente de un personaje que llevó al fútbol al living de cada una de las casas, de muchas partes del mundo. De la Argentina a todas, si con eso no alcanza, por ahí tenemos un "QUE ME LA CHUPEN" otra vez. Y demás está decirlo un Víctor Hugo Morales exhultante, gritando a los cuatro vientos, rindamos culto, inclinémonos reverentes ante este místico personaje de la mismísima leyenda histórica argentina. Que siempre tuvo su enorme moral al servicio de la felicidad de un país que le adora, que lo venera, que lo endiosa y le agradece su devoción, su aporte al bienestar nacional. Si él lo pide debemos hacerlo, es la imagen del viejo "barrilete cósmico del 86", quizás ahora transformado en mítico "cucurucho satelital" del 2010, que va recorriendo ciudad por ciudad, provincia por provincia, cada uno de los más recónditos rinconcitos de esta patria bendita, hagamóslo. Es un deber de cada argentino, de cada argentina, acatar en agradecimiento a este fenómeno que dió el mundo, acceder a sus pedidos......

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada