jueves, 18 de febrero de 2010

LA VEO FEA PECHITO


Donde menos se esperaba explotó la bomba del desconcierto. Cuando todo parecía encarrilado, comenzaron a soplar fuertes vientos en contra. Apenas simples metáforas para definir un revés impensado a esta altura: el equipo USF1, uno de los que tenía previsto debutar este año en la máxima categoría del automovilismo mundial, admitió que en realidad, no está en condiciones de hacerlo y ello complicó seriamente la posibilidad de que el cordobés José María Pechito López pueda cumplir su sueño. Y también la vuelta de un piloto argentino a la Fórmula 1.

Así como suena, tajante y descarnado, todo se desencadenó cuando desde Charlotte, el jefe de la novel escuadra, el inglés Peter Windsor, admitió que su equipo no estará presente en las primeras grillas de la temporada (que comienza el 14 de marzo de Bahrein) y que, de momento, tampoco tiene idea de qué ocurrirá en el resto del año. Si nos atenemos a la serie de sucesos que se desencadenaron en los últimos días, la baja de USF1 aparece como una lógica consecuencia de un proceso sin brújula. La gota que rebasó el vaso fue la decisión de Chad Hurley, cofundador de la web de videos Youtube.com, y principal inversor del team, de retirarle el apoyo económico a la escuadra. Si bien en ningún momento se esgrimieron las causas de la separación de Hurley, todo indica que la falta de respuestas del equipo en cuanto al desarrollo resultó el factor desencadenante. A partir de entonces, la ilusión de Windsor (y por ende, la de López) empezó a derrumbarse como un castillo de naipes.

Sin contar con un aval económico que sustente su proyecto, USF1 no pudo afrontar la compra de los motores Cosworth con los que tenía pensado equipar a sus modelos Type 1. Máquinas que, vale aclararlo, jamás vieron la luz más allá del tablero de diseño. Mientras el resto de los equipos presentaba paulatinamente sus coches, USF1 no daba señales de vida y hoy, cuando debía realizar el crash test(prueba de resistencia del auto), nadie de la escuadra norteamericana esbozó siquiera un pedido de prórroga.

Más síntomas de la caída: los dueños del complejo de Charlotte en el que el team tenía su base de operaciones -la inmobiliaria Walters Real State-, pusieron en venta esas instalaciones; señal inequívoca de que no serán utilizadas en un futuro cercano.

A todo esto, López, quien ya concluyó su entrenamiento físico en un centro de alto rendimiento de Austria, quedó en una encrucijada que ni soñaba, visto su entusiasmo de las últimas semanas, tras el anuncio oficial realizado en la mismísima Casa de Gobierno. Ahora, los nubarrones dominan en su horizonte y apenas un hilo de esperanza asoma a simple vista: convencer al también golpeado equipo Campos Meta (ver aparte) de que le haga un lugar si es que la escudería española atiende la proposición de los allegados a Pechito.

Caso contrario, la esperanza habrá sido tan efímera como inútil. Y López, una víctima más de tanta desidia.

8 millones de dólares son los que reunió José María López para solventar su campaña, provenientes de emprendimientos gubernamentales y aportes privados.

2 millones de dólares fueron acercados por la Secretaría de Turismo; la inversión se hizo bajo el eslogan "Marca País", como marca oficial para la promoción.

830 miles de dólares de ese presupuesto ?a través del Automóvil Club Argentino? fueron los que ya se depositaron en una cuenta bancaria de los Estados Unidos.

13 son las escuadras que habrá en la F.1 en 2010: McLaren, Ferrari, Mercedes, Red Bull, Renault, Toro Rosso, Force India, Williams, Virgin GP, Sauber y Lotus están confirmadas. Sin USF1, las restantes serían Campos Meta y Stefan GP .

24 son los días que faltan para la primera competencia de la temporada, el GP de Bahrein, el 14 de marzo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada