lunes, 15 de febrero de 2010

EN LA DECADA DEL CUARENTA JUGO UN SEÑOR QUE SE LLAMO JUAN CARLOS SOSA VOS NO LO CONOCISTE ROMAN


Imposible que Juan Román Riquelme se fuera conforme. Por un lado, porque para él, Boca debió haberse ido ganador de la Bombonera. Por el otro, porque el equipo extrañó a su amigo Hugo Ibarra, "el mejor número 4 de la historia", según sus propias y no tan sorprendentes palabras.
Boca vivió una semana especial: el mal desempeño se llevó dos emblemas, como Roberto Abbbondanzieri e Ibarra. El primero, del grupo de Martín Palermo; el segundo, del de Riquelme. No es un dato menor. La interna del plantel también juega su papel en las decisiones del técnico Abel Alves.

"Yo no hablo de históricos, porque suena feo", dijo primero el volante, que agregó: "Sí digo, como hincha, que el Pato (Abbondanzieri) nos ha dado muchas alegrías, y no va a salir otro como Ibarra, más allá de que sea mi amigo. Ibarra es el mejor número 4 de la historia del fútbol argentino, a mi entender, y entonces es normal que se lo extrañe", concluyó Riquelme sobre uno de los grandes temas de la semana pasada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada