miércoles, 7 de julio de 2010

LO ANTICIPAMOS







¿Qué pasó entre Verón y Diego Maradona en Sudáfrica?



Para Diego Maradona, Juan Sebastián Verón pasó de ser titular y referente indiscutido de la Selección a un jugador prescindible. Todo en el tiempo que duró el Mundial para la Argentina. ¿Qué pasó en medio para que el DT cambie de parecer de forma tan radical?

Todavía hoy, la no presencia en el terreno de juego ante Alemania del “capitán sin cinta”, como definió Maradona al propio Verón, dejó un halo de dudas en torno a lo que pudo haber ocurrido puertas adentro en el Centro de Alto Rendimiento de Pretoria. Más allá de las decisiones tácticas que siempre suelen ser respetadas, la ausencia de uno de los máximos exponentes y emblemas de la Selección sorprendió a propios y extraños. Es más, hasta había sido elegido para “apadrinar” a Lionel Messi, tanto dentro como fuera de la cancha. ¿Qué ocurrió?

Mientras Maradona digiere la eliminación del Mundial y analiza lo que pasó y lo que vendrá, las versiones y los trascendidos con relación al posible desplazamiento de la Brujita aparecieron ni bien el árbitro uzbeco decretó el Argentina 0 - Alemania 4. “Verón discutió con (Alejandro) Mancuso y por eso Maradona lo borró”, proclamó una voz terminante. Mancuso, el hombre en cuestión, desmintió completamente esta versión admitiendo que “jamás Verón abrió la boca ni contra Diego (Maradona) ni contra nosotros, y siempre demostró ser un señor”.

Claro que estas manifestaciones quedaron medio frágiles luego de los dichos de otro de los emblemas de Estudiantes, Juan Ramón Verón y padre de Sebastián. “No entiendo para qué lo citó Maradona, porque con el sistema que estaba jugando la Selección Sebastián no podía jugar. No es un jugador para poner fijo o en uno de los costados, sino un jugador con mucha movilidad en el medio”, expresó el campeón del Mundo con el Pincha. Para muchas personas, los dichos de la Bruja encubren un análisis futbolístico como mínimo aceptable y más aún cuando se explayó en su explicación. “Sebastián manejó al equipo desde el mediocampo con experiencia y capacidad, como lo hace en Estudiantes. Pero la Selección es otra cosa, hay muchos intereses. Es difícil ponerse de acuerdo sobre el tema porque ni los técnicos del equipo se ponían de acuerdo”, agregó Verón padre.

Cuando parecía que este, su posible último Mundial, iba a ser el campeonato de Juan Sebastián Verón, el capitán albirrojo tuvo que conformarse con ser un espectador de lujo.

De líder y referente dentro de la cancha a observar el partido con Alemania desde el banco de los suplentes. Sin término medio. Tan cambiante y volátil como el viento de este invierno. La Brujita aún no opinó al respecto. ¿Hablará? ¿Tendrá una explicación para todo esto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada