martes, 6 de julio de 2010

COMPRAMOS UN BUZON


Con la mente en blanco y la mirada a un rincón de la pared estuve mirando la película y el "the end" estaba allí otra vez. Un instante fue suficiente para darme cuenta que a ésta la tenía vista, para darme cuenta que era la misma de siempre, que la miro cada cuatro años y siempre termina igual, pero algo me dice que no siempre fue así, que otra veces fue distinta.

Como loco le pregunto a mi viejo - Decime una cosa, cuántos mundiales miraste vos?
Ufff!!!! un montón - me dice - por?,
Lo increpo sin culpa - Y como anduvimos en los otros?

Piensa, me mira fijo, recién ahí suspira y dice:

- Mirá en el del ´30 salimos subcampeones, ese no lo vi, pero cuenta la historia que no estaban todos, ya ni cuenta, en Inglaterra ´66 salimos quintos y los otros entre el séptimo, octavo y décimo puesto. Después en el ´78 salimos CAMPEONES!!!! Y en el.....

- PARÁ, PARÁ!!!!, - lo interrumpo - del ‘34,‘38,‘50,‘54,‘58,‘62,´66 quintos,´70 y ´74 nada más para acotar?

- No, nada más que yo sepa - me dice

- Del ‘78, de ese algo me acuerdo - le digo - y no vamos a entrar en detalles, que fuimos locales, del 6 a 0 a Perú, del barco de maíz o trigo, del arquero argentino que atajaba para Perú, y menos de lo más triste de nuestra historia, la Junta Militar..., dejalo ahí por ahora.

Entonces,... sigamos,...vamos a ver, - digo -

- En el ´82 nada, y este tipo era un pibe, lo que viene lo tengo visto. Campeones del ´86, el tipo estaba a full y sub campeones del ´90 con un penal dudoso y él al 50%, en el ‘94 la efedrina, estaba grande, y a partir de ahí el ya no estaba, nada otra vez.
Pienso en voz alta - en el ´98 el cabezazo de Ortega, en el 2002 el famoso "no hubo plan B", en el 2006 "sacamos a Riquelme" y "la lista del arquero alemán", otra vez fuimos normales.
Ahora me dijeron que había uno igualito a él, un clon, con ese volvíamos a estar en la cima, que todo iba a ser como fue una vez y yo la creí.

Basta, me cayó la ficha, de repente la película era muy clara, este hijo de puta nos vendió una que no éramos y hasta él se la creyó, el tipo no entiende que no hay ni un antes ni un después de él, él es un paréntesis en la historia de nuestro fútbol, no hay razones para pensar que podemos estar allí arriba, nada más, él no juega y eso es todo.

Esta vez no hay excusas, nos dieron una lección de fútbol y él no pudo hacer nada, estaba afuera de la cancha, claro.

A ver si entramos en razón una vez, los otros están por encima de nosotros, eso es todo, Brasil, Alemania y hasta el propio Italia están en el pedestal que nosotros creemos pertenecer, son los que siempre están entre los cuatro a lo largo de la historia, lo pienso con un poco de envidia, pero es la realidad, solo revisemos los datos de los mundiales.

Este tipo nos vendió la película de nuestro fútbol con él adentro de la cancha, una de ficción, una que no habíamos visto jamás y no la vamos a ver nunca más. Creímos que nosotros éramos eso y para siempre. Hay que entender, que no somos lo que pensamos que somos, con eso alcanza para empezar.

Por eso, la culpa la tiene Diego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada