viernes, 23 de abril de 2010

LA MEJOR DESPEDIDA

Adiós al que más la defendió
Dejó de existir ayer, a los 71 años, Emilio "Cococho" Álvarez

SILVIA PÉREZ
"Como persona fue lo más grande que hubo. Tuve muchos buenos compañeros, pero él fue de los mejores. Cuando pasé de Liverpool a Nacional me ayudó mucho y me dio buenos consejos. Se me va un gran amigo. Tengo un vacío enorme en el corazón", dijo Julio Montero Castillo, quien jugó junto a Emilio Álvarez en Nacional.
"Cuando yo aún no jugaba en Primera lo iba a ver porque lo admiraba como jugador. Y luego, cuando lo conocí, también lo admiré como persona. Es común que cuando alguien se muere todos digan que era bueno, pero `Cococho` era bueno de verdad. Era un ser especial. Un gran tipo. Un señor", dijo, por su parte, Pablo Forlán, quien lo enfrentó en muchos clásicos y lo tuvo como compañero en la selección durante el Mundial de Londres en 1966.
Los testimonios del compañero y del rival coinciden en la clase de persona que era Emilio "Cococho" Álvarez, quien dejó de existir ayer a los 71 años de edad.
"Fue un gran jugador. Era un tipo grande, pero tenía técnica y buen dominio de pelota. Lo que pasa es que no tuvo suerte, porque tuvo que enfrentarse siempre a aquel equipo de Peñarol que era de los mejores del mundo y tenía excelentes delanteros como Spencer y Joya", agregó el "Mudo" Montero Castillo.
"Como jugador lo admiraba por la técnica, la presencia, la clase que tenía. No era un jugador de pegar, tenía técnica y eso sumado a su altura, impresionaba. Era un grandote impasable", dijo por su parte el "Boniato" Forlán.
"Cococho" jugaba picados en la calles del Cerrito de la Victoria cuando un señor se le acercó y le ofreció ir a las inferiores de Nacional. Corría el año 1954, tenía 15 años y concurrió a su primera práctica en la Quinta División acompañado por varios amigos.
En sus comienzos jugaba como delantero, pero fue en la zaga donde logró destacarse. En 1959 Ondino Viera lo subió a Primera. Defendió al club hasta 1970 cuando pasó a Sud América. Terminó jugando en el interior. Más tarde emigró a Venezuela con el propósito de dirigir, pero terminó trabajando en un taller mecánico. Regresó recién 18 años más tarde.
Las cifras
511 PARTIDOS jugó en Nacional. Fue el que más veces lo defendió
2 MUNDIALES disputó "Cococho": Chile 1962 e Inglaterra 66.
4 VECES fue Campeón Uruguayo con Nacional: 63, 66, 69 y 70.
Bromas en el ómnibus celeste
La canción que nunca llegó a gustarle
ANÉCDOTA. Corría la década del 60 y Emilio Álvarez era indiscutiblemente una de las grandes figuras del fútbol uruguayo. Tanto que hasta le habían hecho una canción que se llamaba "El Gran Cococho", y que pasaban constantemente en la radio. Pero a él, seguramente por su gran humildad, no le gustaba nada. La dichosa canción era tema constante de bromas en el ómnibus que trasladaba a los jugadores de la selección uruguaya que se preparaba para el Mundial de Londres de 1966. "En aquella época yo era un botija y le daba púa a Milton Viera y al `Pepe` Urruzmendi para que lo embromaran con la canción", contó Pablo Forlán. "Entonces hacían un diálogo imitando a los que llamaban a la radio. `¿Me podría complacer con un disco?`. `Cómo no, ¿qué disco quieren escuchar?` `El Gran Cococho por favor`. Y luego comenzaban a cantar a dúo la canción. Se la sabían toda. `Cococho` empezaba a enojarse hasta que llegaba un momento en que no aguantaba más. `¡Bueno, bueno guachos de mierda, pórtense bien o los voy a tener que cagar a piñazos!`, nos decía con esa voz finita que lo hacía más gracioso todavía. Todos en el ómnibus se morían de la risa", agregó Forlán.
EXCEPCIONAL. Hoy, sin embargo, José "Pepe" Urruzmendi recuerda más al jugador que al ser humano. "Era un jugador excepcional, a pesar de sus limitaciones físicas. Salía a marcar a la mitad de la cancha, apuntalaba al número 5 y ganaba en las dos áreas", dijo "Pepe" Urruzmendi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada